Cada planta es propiedad horizontal con un área de 500 metros, puertas de acero inoxidable y chapas de seguridad antipático, los techos con cielos falsos Amstrong, calefacción y aire acondicionado; cuenta con cuatro baterias de baño totalmente azulejados y accesorios American Standard, redes eléctricas y dos hidratantes contra incendios por piso. Todo el edificio se comunica a través de cinco ascensores más de una escalera de seguridad.

La Torre Azul sin lugar a dudas ofrece el más alto status para el ejecutivo moderno.